El cincuentenario de nuestra institución comenzó con mucha diversión y compañerismo en el Summer School del 2018. El febrero excepcional, sin demasiadas lluvias, permitió que nuestros alumnos se divirtieran en la piscina y en el patio todos los días.

El gran y cercano trabajo de las maestras, el equipo de educación física, mantenimiento y dirección, hizo que nuestros pequeños disfrutaran de ricas frutas, licuados, y actividades lúdicas. ¡Este febrero nos divertimos todos juntos!

A %d blogueros les gusta esto: